lunes, 19 de marzo de 2012

-

Y lo peor,no ha sido el "adiós" sino la forma de decirlo,pero bueno;todos hemos pasado por lo mismo,la vida sigue y tú tienes piernas,demomento puedes andar todo lo que quieras y hasta donde puedan tus piés soportar.Pero hay algo de lo que estoy segura,mis pies no conocen la marcha atras,y en cuanto ven un obstáculo aceleran para pasarlo rápido,aunque el dolor sea más debil y el golpe más fuerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario