lunes, 21 de enero de 2013

Más y más nostalgia.

Fuímos uno,por un pequeño espacio de tiempo hemos llegado a ser lo que nadie ha conseguido en años,jamás discutíamos,solo sabíamos hablar con los ojos,era nuestra forma favorita de comunicarnos,eso,y los besos agridulces,con sabor a colacao.
Hasta ahora hemos sostenido tanto,hemos aguantado tantas cosas,vivido tantos momentos que pendían de una sonrisa,te acariciaba la espalda y no quería volver a pisar el suelo,sentía que ese era mi lugar,esa era mi casa,tus brazos,y siempre lo será,prefiero estar  en medio de la calle a 2º bajo cero pero al calor de tus abrazos,que entre cuatro paredes frías llenas de fotos que ya no tienen nada más decirme,he visto un montón de sonrisas en lo que llevo de vida hasta ahora,y junto a ellas ojos que sabían hablar por sí solos,pero jamás vi unos como los tuyos,tan fijos,tan dulces,tan de hablar poco y decir mucho,de dar cariño y mimos en cada pestañeo una tarde de sabado,y ojalá siguiese habiendo sabados asi,esos si que eran sabados,eso si que era disfrutar y sentir musica en cada cosquilleo en el cuello,sentir musica hasta en los dedos de los piés,sentirte,sentir que formábamos parte de algo grande,algo nuestro,algo que construímos y que mereció la pena el esfuerzo,merecieron la pena todas y cada una de las discusiones contigo,porque eso llevó a grandes reconciliaciones,y con eso me refiero a que nuestras discusiones de tiempos pasado estaban desterradas para siempre de aquello que en mi sofá,entre las mantas llamábamos 'hogar'.
He llegado a sentir con todos los sentidos,con el alma,el corazón que estaba ya tocado y hundido,que se daba por perdido,realmente solo esperaba a que alguien como tú llegase para dirigirlo,para naufragar y llevarlo hasta donde los océanos guardan secretos,donde las olas jamás llegaban a la orilla,su recorrido nunca acababa,era cómo decirlo,infinito,como mi amor por ti.
Echo de menos hasta la forma en la que me mirabas las manos cuando se unían con las tuyas,la delicadeza con la que me enamorabas a cada paso de los minutos,y es extraño,nunca me habia sentido así,antes me dolía la boca e tanto sonreír cuano estaba contigo,y ahora me duelen los ojos de tanto llorar,me duelen hasta los párpados de cerrarlos con tanta fuerza para imaginar que todo es como antes..
Y siento que voy avanzando,y me falta lo más importante en mi camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario