viernes, 8 de febrero de 2013

Ojos clavados como cuadros por el cielo.

Que bonito se veía todo desde la ventanilla del coche,me llevabas lejos,donde nadie pudiese llegar jamás,donde solo nosotros podíamos gritar enloquecidos de amor,nadie alrededor,tus besos se clavaban en cada poro de mi piel como la espada de un caballero en aquel enorme dragón,pero esta vez no ibas a rescatar a la princesa,realmente la princesa se sintió salvada desde el primer momento en que te vio.
No hablo de cuentos,ni leyendas,ni siquiera historias,porque todo eso ocurre y termina,tienen final,pero esto no,esto,sé con certeza que no tendrá final hasta que nosotros mismos no podamos decirnos más ' te quiero' en décimas de segundo al oído,pero,pese a todo lo perdido,y todo lo que queda por perder,ya sean las llaves  de casa,tu camisa favorita,tu virginidad,tu primer beso,tu miedo,tu vergüenza y tu tiempo,a mi no me perderás jamás,llévame en el llavero del corazón,el que guarda trocitos e todo lo que ha visitado,y que siempre que llega a ese sitio al que llama 'hogar' recuerde el motivo por el cual estoy aqui escribiendo y relatando sobre mi pasado,que es lo único que se hacer,o lo único que me gusta hacer,hablar de lo feliz que fuí,porque sinceramente,en el que llevo con los pies en la tierra,nunca me había sentido tan por encima de las nubes,y tan perdida entre ellas al mismo tiempo.
Disfrutar de ese momento alejado de cualquier atadura a lo dificil,perdido,inconsciente,loco,naufragando solo y sin rumbo,pero con la mirada fija hacia adelante siempre,con tus manos como acompañante de viaje,y te aseguro;que el destino me trae sin cuidado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario