domingo, 24 de abril de 2011

No sabía que la primavera duraba un segundo, yo quería escribir la canción más hermosa del mundo.

No sé vivir sin ti,
no sé vivir contigo.
Cuando reviente todo,
seguirás por tu camino.
Para siempre es mucho tiempo,
Una noche es poco rato.
Me jugaría la boca,
POR MORDER TUS LABIOS. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario