viernes, 28 de enero de 2011

Lo siento, no quiero.

No. Mi respuesta es no. Taxativamente no.

¿Razones? Sólo hay una: te quiero. Y no, no necesito que alguien me lo confirme y lo formalice en un documento. Porque para mí el amor es mucho más que un vil contrato. Para mí el amor es ternura, sinceridad, besos, cariño, sufrimiento..
Así que no, no puedo recoger todo eso, todo lo que siento por ti en un simple papel; porque no sabría como expresarlo, cómo escribirlo de tal manera que, siempre que lo leas, tus ojos brillen. Y me prohibo hacerlo, porque no quiero expulsar todo eso de mi ser, ni siquiera momentáneamente a ese papel. Porque prefiero una vida llena contigo a un papel vacío, porque me niego a reducir cada sentiemiento a una claúsula contractual dudando si escribir dos o tres comas más, en lugar de arrancarte dos o tres sonrisas más.
No lo necesito. No necesito atarte jurídicamente a mí para sentir que estás a mi lado, porque si algún día la magia se acaba te dejaré volar. Pero no demoraré el adiós discutiendo por quién se queda nuestra casa o el último CD que escuché pensando en ti, mientras personas ajenas a nosotros nos separan a cambio de unos honorarios estipulados en otro contrato más.

Porque tú no cabes en ese contrato ¿Lo entiendes?

2 comentarios:

  1. Te sigo! :D Me encanta tu blog, tu forma de escribir... Pasate por el mio si quieres: http://lovefromtheotherside-belen.blogspot.com/
    Un beso! :)

    ResponderEliminar